¿Tienes una marca con corazón o un hombre de hojalata?

Si tienes un buen producto, pero no le has puesto un corazón, un significado de marca sólido con el que el cliente se vincule, has construido un hombre de hojalata y estás perdiendo dinero y clientes, necesitas un alma llamada branding

Imagina que estás en la reunión anual de la junta directiva donde hablarán sobre los resultados del nuevo producto que lanzaron al mercado el año pasado, y resulta que, a pesar de ser un producto único, con evidentes ventajas sobre lo que ofrece la competencia, apenas si logró las ventas necesarias para alcanzar el punto de equilibrio. En los medios y redes sociales no se habla de ello, y no tuvo el impacto esperado.

Todos se voltean a ver y se preguntan ¿qué fue lo que ocurrió? El producto no tiene quejas ni devoluciones, la calidad es excelente, pero simplemente se ha quedado en una zona gris que ha nadie le gusta ver. Dicho producto estaba destinado a ser la estrella, a romper paradigmas y marcar las nuevas pautas en el sector, algo que los consumidores querrían tan solo de escuchar su nombre.

Te enfocaste en investigación y desarrollo, pero olvidaste como enamorar, como transmitirlo al mercado, como diferenciarte.

Bueno, pues la realidad es que tu marca puede ser un genérico, algo que simplemente pasó desapercibido, te enfocaste en investigación y desarrollo, pero olvidaste como enamorar, como transmitirlo al mercado, como diferenciarte. Has construido un hombre de hojalata, sin corazón ni alma y para crear engagement (vínculos) necesitas invertir en branding para transmitir la esencia, la personalidad, la construcción de marca día a día, como lo hacen las mejores marcas.

Construcción de marca día a día

Te has preguntado porqué marcas como Apple parece que tuvieran un porcentaje altísimo de éxito asegurado en sus nuevos productos, como Huawei una marca apenas conocida hace 10 años hoy se consolida como una de las marcas preferidas y es símbolo de tecnología e innovación al alcance de todos, el secreto es que no han descuidado la inversión en branding y posicionamiento…

Las grandes marcas tienen una esencia de marca tan sólida y vinculada con los consumidores que estos atributos son transmitidos a los nuevos productos.

¿Quieres que tu marca sea única, especial o solo una buena marca? una de esas buenas marcas que se pierden en el mar de marcas y competidores. Quizá hoy sea el momento de un refresh, de un rebranding, de llenar de vitalidad la marca y generar vínculos sólidos con los consumidores, hacer de tu marca una LoveMark de la que tanto se habla.

Cómo generar valor de marca de manera sostenida

Generar valor de marca no es algo nuevo, es algo que nació junto con las marcas, y que ahora ha dejado de tratarse como algo invisible, ajeno al valor de los activos de la empresa, Interbrand publica cada año un ranking de las marcas más valoradas y lo que el valor de marca refleja en los activos de la empresa, sí, leíste bien activos, porque la marca es un activo de tu empresa y existen metodologías para medirlo. Interbrand asegura que “las marcas deben reinventarse constantemente para sobrevivir al mercado”. Por ejemplo, Apple se posicionó como la marca más valiosa en 2018 con un valor de marca de 214.480 millones de dólares.

Si consideras que tu marca está posicionada y que no requieres invertir más en ello, te tengo una noticia, marcas de la talla de Apple, Google, Adidas y todas las grandes marcas locales que conozcas, siguen reinventándose e invirtiendo en branding, sabes ¿por qué?, porque deben mantenerse en el mercado.

Todas las grandes marcas locales que conoces, siguen reinventándose e invirtiendo en branding, sabes por qué, porque deben mantenerse en un mercado cada vez más competitivo y cambiante.

Es como aquel amigo de la universidad, que querías tanto y un día dejaste de ver y de saber de él, ahora solo es un buen recuerdo lejano, pero no alguien por el que tomarías el auto para ir a ver en este instante, pues igual pasa con tu marca. Ahora ya sabes que debes de hacer, voltea a ver cómo está posicionada tu marca, si es necesario un rebranding y no permitas llegar a la zona gris de ser solo una marca más.

Referencias:

https://www.interbrand.com/newsroom/interbrand-releases-2018-best-globalbrands-report/ Consultado 08/08/19 PALCO23, 2019. https://www.palco23.com/entorno/brujointerbrand-las-marcas-deben-reinventarse-constantemente-para-sobrevivir-almercado.html Consultado 08/08/19 Brand Finance 2019: Amazon, Apple y Google son las marcas más valoradas del mundo. Disponible en: https://www.elpublicista.es/investigacion1/brandfinance-2019-amazon-apple-google-son-marcas-mas-valoradas Consultado 08/08/19

El estatus de marca como símbolo social

La Marca, tótem de la modernidad

Un tótem, era el símbolo –a menudo tomado de la naturaleza-, que representaba al individuo o a la comunidad en algunas etnias; sin miedo a caer en anacronismos, podemos decir que era la marca de la comunidad.

Tal como ocurría y sigue ocurriendo en algunas etnias, en las urbes modernas existen símbolos que representan a las tribus urbanas, personajes o productos que se han convertido en íconos de determinado grupo puesto que comparten sus valores y les representan, erigiéndose como marcas.

totem-marca-simbolos

Estas marcas que han logrado identificarse con un determinado grupo social, han sido semantizadas; esto es, se han convertido en parte del entramado simbólico de la sociedad; son símbolos reconocidos por todos. Por consiguiente, las grandes marcas no sólo forman parte del mercado, en su simbolismo, constituyen una dimensión de la cultura occidental y, por consiguiente, del mundo globalizado actual.

La semiótica de la marca

La semiótica es la ciencia que estudia a  los signos y sus relaciones estructurales en las sociedades humanas tal como la definió Claude Lévi Strauss.

Dicho esto, parece evidente que la marca, es de suyo uno de los objetos de estudio de la semiótica por cuanto la marca, es un signo en si misma, es decir, un elemento que tiene un significado reconocible por la sociedad y que, por consiguiente, refiere a algo; tiene una connotación; es un algo que refiere a otra cosa.

En el caso de la marca, lógicamente refiere al producto, pero también a los valores y atributos que comporta dicho producto y que nos permiten hablar de la formación de un posicionamiento.

Ahora bien, los signos y símbolos cobran significado en un contexto específico. Así, por ejemplo, mientras en algunas regiones de la india y oriente (y en periodos históricos pasados) la esvástica o cruz gamada -siendo un símbolo solar por excelencia-, representando valores tales como el bienestar, la bondad, el bien, entre otros atributos considerados positivos o integrados, en occidente (y en casi todo el mundo moderno) adquiere una connotación peyorativa, habida cuenta de que fue el símbolo utilizado por los nacional socialistas alemanes (Nazis), para extender su ideología de discriminación e intolerancia con el otro.

Así, podemos advertir que los signos tienen un significado cuya interpretación sólo puede hacerse desde un horizonte cultural o, dicho de otro modo, desde un conjunto de códigos de significado compartidos por una comunidad.

Al proceso de generación de nuevos signos y códigos, suele denominársele semiosis; aquí, salvando las diferencias que le delimitan al mundo empresarial, a la semiosis le llamaremos proceso de creación de la marca, o branding.

En síntesis, el proceso de construcción de una marca, el branding, tiene un contexto temporal, espacial y cultural. Dicho proceso es el que hace que la Coca-Cola, o la Ferrari no signifiquen lo mismo en Alemania que en el Tibet, puesto que ambas naciones pertenecen a contextos culturales disímiles.

estatus de marca branding

La marca, el estatus y sus significaciones

La sociedad, -y los mercados que la conforman-,  está constituida por un orden específico de relaciones de poder intrínsecamente asimétricas concomitantes a la distribución de los recursos entre grupos sociales, misma que está detrás de la segmentación socioeconómica de los mercados. Dicha distribución desigual da lugar a lo que comúnmente denominamos clases.

Ahora bien, cada clase presenta formas de consumo específicas tal como lo ha advertido Pierre Bourdieu al reflexionar sobre el sentido adquirido del gusto, el cual, concluye, termina siendo un elemento distintivo de la pertenecía a un estrato social. Por tal motivo, la forma de consumo también denota la clase a la que se pertenece, hecho que la industria de la publicidad ha sabido explotar sagazmente.

Estatus de marca

Aunque políticas sociales redistributivas estén encaminadas a reducir la base de la estratificación social, la tendencia a formas de consumo selectas, o destinadas a grupos específicos en función de su estatus, parece ser constante en las sociedades humanas con Estado.

Así, por ejemplo, tanto los Incas, como los Romanos, poseían mercancías únicamente accesible a los nobles o patricios respectivamente. Consecuentemente, podemos advertir que las marcas pueden agruparse en dos grandes categorías según los valores que representan, sin que dichas categorías sean mutuamente excluyentes: las que denotan estatus y las que connotan calidad.

luxury brands

Marcas que denotan estatus:

Gran parte de las estrategias de diferenciación de marca, están avocadas a hacer de una determinada marca prestigiosa; es decir, que represente un símbolo de estatus para el consumidor.

A este respecto, el estatus y el prestigio constituyen el territorio de marca fundamental de algunos bienes y servicios. Dicho de otro modo, la distinción se erige como el espacio de competitividad de un sin número de marcas. Y, en efecto, es la forma más eficiente de competir por cuanto la innovación comporta cuantiosas inversiones I+D (innovación y desarrollo) en comparación a la publicidad.

Marcas que denotan calidad:

Bajo esta categoría de significados adjudicada a las marcas por el mercado, se encuentran todos aquellos productos cuya estimación no estriba en comunicar estatus, sino en otras funciones más concretas y prácticas como, por ejemplo, el detergente o alguna máquina de afeitar cuya finalidad no es la exhibición conspicua.

No obstante, huelga resaltar que muchas marcas denotan estatus y calidad a la vez, incluso en productos de uso cotidiano, por cuanto estas categorías o tipificaciones, aunque útiles a la hora de determinar el territorio de marca, sólo son referenciales. Por tal motivo, se tiene a bien poder categorizar nuestra marca a tenor de estas categorías.

 

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

 

lenguaje de la marca

Lenguaje de la marca: Los emojis como complemento del mensaje publicitario

En este artículo, descubrirás cómo puedes definir el lenguaje de la marca a través de las redes sociales. Estas, actualmente, son la fuerza de las estrategias de ventas y posicionamientos de las pequeñas y grandes empresas.

Usar emojis en las redes sociales es una de las formas más importantes para comunicar las publicaciones de tu marca.

Te contaremos lo que nadie te dijo sobre usar emojis en las redes sociales: errores comunes, ventajas, formas, creatividad y algunas otras cosas más. Quédate a leer.

¿Cuáles son las características de la marca?

Lo primero que debes hacer, antes de crear cualquier estrategia de marketing digital para tu marca, es definir las características de tu marca.

Esto te permitirá decidir el tipo de público al que te diriges, qué lenguaje es conveniente, tu imagen, la personalidad de tu marca y las estrategias de contenido digital que mejor se adapten a ella.

Dentro de esas estrategias se encuentran implícitamente los emojis. Es decir, la cantidad de emojis que usará una marca orientada a la cocina, no es igual que una orientada a la ingeniería, por ejemplo.

Los emojis complementan el texto y añaden emociones al contenido

Lenguaje de la marca

Hoy en día, cada vez se hace más común que las marcas recurran al uso de emojis para transmitir con mayor contundencia un mensaje a sus usuarios.

Aprender a usar los emojis es la base de una buena comunicación con tus usuarios. Los emojis funcionan como un lenguaje universal. Si usamos un emoji feliz, todos vamos a entender que el mensaje se está haciendo con optimismo. Por eso funciona bien para complementar e ilustrar el texto de tus publicaciones.

Además, también son capaces de añadir emociones al contenido. Pues, no es lo mismo decir “¡Qué emoción!”, a decirlo igualmente, pero con algunos emojis que reflejan ese sentimiento.

Los emojis hacen que el lenguaje de la marca sea simpático, sin dejar de ser profesional

lenguaje de la marca

En otras palabras, los emojis son capaces de humanizar a tu marca. Usar emojis en las publicaciones de tu negocio acerca mucho más a tu marca con los usuarios.

Esto les permite hacerse conscientes de que, detrás de esas publicaciones, hay personas reales que son como ellos y que pueden comunicarse en el mismo lenguaje que ellos.

Ideas creativas para usar los emojis en las redes sociales

FEB-2018-ART4C

Te compartiremos algunas ideas creativas para que puedas empezar a incluir los emojis en las redes sociales de tu marca:

  • Conoce el significado de cada emoji y empléalo en el momento correcto.
  • Crea una experiencia de interacción con tus usuarios a través de los emojis.
  • Usa emojis positivos para fortalecer los sentimientos y vínculos con los usuarios.
  • Usa emojis para suavizar las publicaciones.

Errores que debes evitar al momento de usar los emojis

Así como hay grandes ventajas al usar los emojis, tienes que conocer qué NO debes hacer al momento de usarlos. Te dejaremos algunos errores que debes evitar:

  • No resumas frases o palabras con emojis, que sean un complemento del texto, no un sustituto.
  • Evita abusar del uso excesivo de emojis. Para publicaciones cortas en las redes sociales, no es recomendable que existan más emojis que texto, solo úsalos en momentos adecuados.
  • Los emojis van después de los signos de puntuación, para no entorpecer la lectura de la publicación.

Conclusión

Usar emojis para mejorar el lenguaje de la  marca es una gran herramienta de comunicación que permite expresar ideas, estados de ánimo, emociones y sentimientos.

Si aprovechas la información que te compartimos, podrás tomarla en cuenta en tus estrategias de marketing digital y crear un vínculo más cercano con tus usuarios.

Comunícate con nosotros para que tu marca evolucione y alcance mejores resultados.

 

marketing emocional

Marketing emocional para crear una estrategia efectiva de branding

¿Estás listo para conocer más sobre el marketing emocional?

Las emociones son uno de los elementos principales de una estrategia efectiva de branding.

Las emociones actúan como verdaderos catalizadores de compra.

Un proceso de branding efectivo conecta con los clientes. Este integra las emociones en la misma definición de promesa, personalidad y beneficios que ofrece la marca.

La felicidad, el enojo, la tristeza o la motivación, se utilizan para crear un branding que genere placer en el cliente.

Esto crea una confianza incondicional que conlleva a la preferencia por el producto ofrecido.

Marcas famosas que se apoyan en el marketing emocional

Grandes marcas reconocen la importancia de las emociones en el contenido publicitario, logrando una respuesta positiva en los consumidores.

Algunas marcas reconocidas que emplean contenido emocional como estrategia de marketing:

1.- Coca-Cola: La bebida azucarada es conocida mundialmente porque desde sus inicios mantiene una perfecta combinación de emociones y branding.

La marca transmite un mensajerel acionado con aquello deseado por los humanos: “si quieres ser feliz, bebe una Coca Cola”.

Por lo tanto, aunque su competencia los supere en calidad, nunca podrá ofrecer lo que conecta a los consumidores con la bebida.

2.- Unicef: La organización no gubernamental es reconocida por sus ayudas humanitarias hacia los más pequeños.

En sus campañas participan reconocidas personalidades del ámbito deportivo, cultural o político, que evocan a las buenas acciones para generar conciencia.

3.- Apple: El gigante tecnológico ha logrado construir una auténtica comunidad de seguidores, quienes no solamente son fieles por la calidad de los productos que ofrece esta marca, sino que se sienten parte de Apple por ser una línea definida, moderna y sofisticada.

Uso de varias emociones para obtener diferentes resultados

Marketing emocional

Una marca que utiliza marketing emocional crea lazos con sus clientes. Lazos que aprovecha como estrategia para incidir sobre su comportamiento.

Algunas de las principales emociones que se utilizan en el marketing son:

1.- Felicidad: Esta emoción crea una relación positiva entre la marca y la sensación de bienestar.

Las grandes compañías logran a través del branding, la sensación de que el consumo de sus servicios o productos producirá felicidad en los consumidores.

Por ejemplo, la mayoría de los comerciales promueven que la utilización de sus productos o servicios en las actividades comunes, generará mayor felicidad, satisfacción y plenitud en los consumidores.

2.- Enojo: Se trata de una emoción básica que sustenta el sentido de supervivencia.

También provoca el desarrollo inmediato de nuevas ideas que favorezcan las soluciones atractivas hacia los potenciales consumidores.

Por ejemplo, imagina un comercial donde un una persona muy cínica es infiel a su pareja. Esto crea enojo en el espectador haciendo que nos identifiquemos con la víctima en la historia.

Al finalizar el comercial, la persona engañada, y ya soltera, se disfruta un chocolate de su marca favorita.

¿Se pueden usar emociones contrarias a la felicidad¨?

3.- Tristeza: Esta emoción que generalmente nos recuerda que falta algo.

Se aprovecha en el branding como base de la mayoría de los procesos cognitivos y artísticos. La tristeza sirve para crear objetivos estratégicos de marketing a favor de una marca.

Por ejemplo, un comercial que muestra a un padre que por compromisos laborales no llegará al cumpleaños de su hija, consigue la manera de enviarle un presente y utilizar las herramientas tecnológicas para estar cerca de su ser querido.

Esto demuestra a la audiencia que la tristeza puede utilizarse como mecanismo de supervivencia ante las adversidades.

4. Motivación: Es la habilidad de ejercer influencia positiva en las decisiones de adquisición del cliente.

Los comerciales de marcas como Nike evocan al compromiso que emplea un atleta para competir y ganar reconocimiento en los deportes.

Este sentimiento contagia a las personas que quieren llevar una vida sana o hacer alguna actividad para mejorar su físico.

Marca y redes sociales: Crear viralidad a través de las emociones

Marketing emocional

Las redes sociales ofrecen un espacio en el que las emociones y el branding cobran mayor importancia. Esto por la predisposición del cliente cuando se encuentra en espacios asociados a las relaciones humanas y al ocio.

La capacidad de las redes sociales alberga contenido multimedia que puede ser compartido entre iguales. Lo que tiene como resultado que se promueva la interacción y la viralización.

Usar frases, videos y música en las publicaciones, convierte a las redes sociales en un espacio donde las marcas le hablan a las emociones del consumidor.

El marketing emocional es un factor indispensable para construir una relación con el consumidor, que no solo compra por la calidad del producto, sino por ese vínculo inseparable que crea desde su experiencia personal con la marca.

6 formas de escoger un nombre unico para tu empresa ecuador

Naming: 6 formas de escoger un nombre único para tu empresa

Si estás comenzando tu propio negocio, debes saber que el proceso de naming es uno de los más importantes para el marketing. ¿Estás listo para leer “Naming: 6 formas de escoger un nombre único para tu empresa?”.

Naming es un término proveniente del inglés y su traducción al español es nombramiento o denominación. Hace referencia a los pasos que se llevan a cabo para escoger el nombre de tu marca, producto o servicio.

Debes tomar en cuenta que el nombre de tu negocio significará la primera impresión para el público; debe resumir los valores y principios de tu compañía. Además, es recomendable escoger un nombre único, fácil de recordar, y de escribir.

Es recomendable reunir al equipo de tu empresa para aportar ideas en el proceso del naming. Estas ideas puedes sugerirlas a los profesionales que te ayudarán a conseguir el nombre ideal.

Debes dedicarle el tiempo que sea necesario a este proceso. Inicia el brainstorming y anota cada idea que se les ocurra, incluso las más absurdas. Tal vez alguna de esas sea la que te inspire.

Índice: 6 formas de escoger un nombre único para tu empresa

  1. Que sea fácil de pronunciar
  2. Mejor en español
  3. Alusivo al servicio o producto
  4. No alusivo al servicio o producto
  5. Usar expresiones o palabras populares
  6. Escoger el nombre al azar

En este artículo te describiremos 6 formas de escoger un nombre único para tu empresa o negocio:

1. Que sea fácil de pronunciar

Sin importar el país en el que opere tu negocio, el nombre que escojas debe ser fácil de verbalizar. Si escoges una palabra que sea complicada a la hora de deletrear o pronunciar, dificultarás que quienes la escuchen puedan recordarlo y relacionarlo con la actividad que realiza tu compañía.

Es aconsejable que el nombre sea corto, de esta manera será más preciso, conciso y  directo. Esto favorece el posicionamiento, además, el dominio de tu página web y usuario en las redes sociales será corto y fácil de recordar.

Recuerda que en el branding menos es más. Intenta comunicar la mayor cantidad de información sobre tu negocio, utilizando la menor cantidad de recursos posibles.

6 formas de escoger un nombre único para tu empresa

 2. Mejor en español

Cuando escoges el nombre de tu empresa, debes considerar a tu público meta.

¿Es de habla hispana? ¿Estás en un país en donde la mayoría de la población habla español? Si la respuesta a estas preguntas es sí, entonces, el nombre con el cual identifiques a tu compañía debería estar en español.

Si utilizas una palabra en inglés, o en cualquier otro idioma que no sea hablado por tu audiencia, es posible que un número considerable de personas no sea capaz de recordarlo.

 3. Alusivo al producto o servicio

¿Recuerdas  cuando definiste la propuesta de valor que hiciste para tu negocio? Es momento de sacarla y ponerla en práctica, ya que el nombre que escojas de tu empresa debe enmarcarse dentro de los parámetros que hayas definido en la propuesta de valor.

Aunque es complejo expresar todo lo que ofreces en una o dos palabras, utiliza aquellos términos que ayuden a tus clientes a relacionar tu compañía con lo que haces.

 4. No alusivo al servicio o producto

El nombre de tu emprendimiento también forma parte de la estrategia de comunicación que vayas a utilizar.  Si deseas vender un concepto o idea abstracta sobre tu negocio, puedes ser creativo con la combinación de palabras que identifiquen a tu compañía.

No les digas directamente a tus clientes lo que vendes u ofreces, puedes ser sutil y utilizar el nombre para sugerirlo, dejando que sean ellos quienes armen su propio concepto sobre tu marca.

  5. Usar palabras o expresiones populares

6 formas de escoger un nombre único para tu empresa

Si deseas conseguir un nombre único para tu empresa, debes considerar el idioma del país o comunidad en la que te encuentras.

Considera expresiones que sean comunes e inclúyelas al nombre, así tus clientes se identificarán más rápido contigo.    

Quizá te interese: Merchandising digital: cómo maximizar las ventas online

 

6. Escoger el nombre a través de una análisis de los nombres de la competencia

Es necesario investigar a las marcas más importantes dentro del mercado. Revisar cuáles tienen mayor aceptación por parte de los consumidores. Y a partir de esto, iniciar un proceso de naming que llene los vacíos que la competencia no ha llenado. Es un plus incorporar algún término que genere ventaja frente a la otra marca.

Asimismo, si dentro del mercado existe una marca con inmenso poderío, el nombre de la marca puede incluir alguna palabra que garantice una comparación de calidad o prestigio. ¿Por qué crees que las nuevas marcas de gaseosas suelen incluir la palabra “cola” en sus nombres? Todos quieren imitar a la marca líder: Coca Cola.

No apures el proceso de naming de tu compañía, hazlo sin prisa, de esta manera podrás dar con el nombre ideal. El nombre de tu emprendimiento es pieza fundamental de tu imagen corporativa. Debe resumir, en pocas palabras, cuáles son tus principios, valores, y por qué deben escogerte sobre la competencia.

Marcas sectoriales

Marcas sectoriales: Cómo el branding genera una ventaja competitiva para productos ecuatorianos

¿Por qué la importancia de las marcas sectoriales?

Acorde con los datos emitidos por el Banco Central de Ecuador (BCE), el sector camaronero constituye uno de los principales cinco rubros de exportación no petrolera de Ecuador. Junto con la exportación de banano, atún, cacao y flores, han llegado a representar el 74% de dichas exportaciones para el 2017. Para decirlo de otro modo, estos rubros aportan la poco modesta proporción de un 8% del Producto Interno Bruto Nacional.

Es importante subrayar que Ecuador se encuentra entre los principales productores a nivel mundial de los cinco rubros antes mencionados. Así, en la producción bananera, lidera mundialmente suministrando el 26% de las bananas que se venden en los mercados internacionales. Asimismo, se erige como el cuarto exportador mundial de cacao y el primero en cacao fino, contribuyendo con un 63% del total de la producción mundial. En cuanto a la producción de rosas, el país se halla entre las principales potencias productoras, ocupando el cuarto lugar y colocando sus productos en 113 países. Por su parte, la producción de atún y camarones, ha mantenido una tendencia secular creciente que les perfila como sectores con un alto potencial de desarrollo.

Una vez establecidos estos puntos, podemos abordar lo que significa pasar de la producción de commodities (productos tradicionales del sector primario con bajo valor agregado) a desarrollar productos diferenciados a través de una estrategia de marcas sectoriales adecuada.

marca-sectoria-ecuador-rosas

Ahora bien ¿Qué es exactamente el Branding? Según Rivera y Garcillán (2004):

El término branding hace referencia al proceso de hacer y construir una marca mediante la administración estratégica del conjunto total de los activos que forman el nombre y/o símbolo que identifica a la marca, es decir, al proceso que permite crear y desarrollar la marca en sí  (p. 257).

Es decir, el branding es la diferenciación de los productos; el proceso de generación de valor a través de la diferenciación, vista como la cualidad que hace a un producto distinto  y preferido ante los ojos del consumidor.

Nuevas formas de generar valor con las marcas sectoriales

Hoy en día, la mayor parte del valor de los bienes y servicios, es generado por el posicionamiento de la marca. Consecuentemente, un producto cuya estrategia de branding sea exitosa, es un producto competitivo. Por consiguiente, la importancia de la fidelidad hacia determinadas marcas que presenta el consumidor es crucial para fortalecer la presencia en los mercados internacionales. Este hecho se hace particularmente notorio en aquellos artículos que comportan estatus, bajo formas de consumo imitativo o demostrativo, pero también puede advertirse en bienes indiferenciados.

Las formas tradicionales de generar valor agregado -aquellas que dependían del mero proceso productivo y la incorporación de calidad y avances tecnológicos a la producción de mercancías-, se fueron desarrollando en concomitancia al desarrollo de estrategias de marketing para diferenciar los productos no sólo por la calidad y la innovación, sino por la fidelidad de marca, es decir, la predilección por determinados productos que han desarrollado una estrategia de branding adecuada.

El branding como generador de valor en el mercado -habida cuenta de que la innovación es prontamente imitada por países como China eludiendo costos de investigación y desarrollo (I+D) y logrando desarrollar productos de una calidad cada vez mejor-, ha sido tan exitoso en generar ventajas competitivas, que poco a poco ha desplazado la calidad y la innovación para tales propósitos. Así, pues, generar valor a partir de la diferenciación de marca, es más efectivo en términos de costo e impacto que otras estrategias basadas en las mejoras del proceso productivo, o en la misma innovación.

Finalmente, se tiene que la dinámica de la articulación de los países con sus sectores productivos principales como garantía de calidad, es una excelente manera de generar valor, a la vez que se impulsa la productividad de las empresas y, por consiguiente, el desarrollo nacional. Así, por ejemplo, asociar el whiskey de calidad a escocia, o el buen vino a Francia, forma parte de este tipo de estrategias de articulación entre el branding sectorial, las empresas y la nación, que contribuyen a la diversificación productiva.

En síntesis, el objetivo de las marcas sectoriales  es, en última instancia, crear ventaja competitiva, a la vez que fortalecer y sostener la inserción y presencia de los productos ecuatorianos en los mercados internacionales.

Referencias

Rivera, C. y de Garcillán, M. (2004). Marketing sectorial: principios y aplicaciones. Madrid: ESIC.

nombre ideal

Un proceso de creación de nombre de marca exitoso, como dirigirlo.

Si estás dirigiendo un proceso de creación de nombre de marca, sea como gerente de marketing de una empresa, director creativo de una agencia, empresario o tantas otras posibilidades ya debes saber que el nombre de una marca es quizás el elemento más significativo y poderoso a la hora de posicionarla en el mercado, es tan importante como el producto/servicio mismo que se intenta promover.

Para lograr un proceso de naming exitoso es necesario manejar y aplicar algunos conceptos macro generales; conceptos que van a gobernar las muchas decisiones que hay que tomar y que son las que pueden dar como resultado un gran nombre.

Estos conceptos son esenciales para llevar a cabo el proceso; si no están claros, las metodologías empleadas, matrices, herramientas de branding/naming, procesos, etc. pueden verse limitados.

Criterios para la creación de nombre de marca

No vamos a hablar de los procesos de naming en detalle, sino de algunos recursos que te permitirán explotar todo el potencial de dichos procesos, herramientas y demás. Algunos de los criterios a los que nos referimos son:

1. El nombre debe estar cargado de significado.

Debe sugerir claramente que está vinculado al core business y a las ventajas competitivas de la organización. El nombre debe poder justificarse plenamente y si es posible debe poder generar una conversación alrededor de su concepto. Un nombre con un concepto sólido, por ejemplo que partió de un principio científico, un personaje destacado, mitología, sucesos históricos, etc. puede estar muy cargado de significado para tu marca siempre y cuando encuentres la conexión precisa.

2. No temas acuñar un término

Por lo general nos sesgamos demasiado al momento de crear un nombre, es evidente que no debe tener connotaciones negativas, pero fuera de eso sé valiente y crea un nombre nuevo, acuña un término que nadie lo haya oído antes. Por supuesto que eso requiere investigación, técnica y mucho trabajo, pero los resultados son muy valiosos. Esto te será muy útil al momento de diferenciarte y seguir con el siguiente punto.

3. Procura que tu naming sea único en internet

Actualmente uno de los grandes desafíos de quienes creamos nombres es que esté disponible un .com con el nombre creado. Ahora bien muchos de los más famosos dominios son palabras acuñadas o inventadas y esto les ha permitido tener mucha libertad al momento de cargar de significado el nombre.

4. No siempre menos es más

Si bien es cierto que el ejercicio original es crear un nombre corto, fácil, en definitiva “catchy”, no todo está escrito en piedra y en ciertos casos puede quedar una puerta abierta a otras posibilidades.

Por ejemplo, el hecho de que no siempre un nombre debe ser corto (me estoy yendo contra una de las reglas más arraigadas del naming), en ciertos casos -si la estrategia lo permite- un nombre largo, e incluso un poco elaborado puede proporcionar un toque sofisticado a una marca que lo necesita. Además que seguramente encontrarás un .com disponible.

5. Definitivamente, haz la tarea

Usa un proceso que te permita tomar en cuenta todos estos criterios y muchos más. Realiza los ejercicios cliente – agencia, mantén los talleres, las críticas constructivas y las discusiones; a la final todo eso irá formando un bagaje de recursos que enriquecerá el proceso y cuando tu mente lo necesite tendrá a donde recurrir y Voilà! un gran nombre! (producto de hacer bien la tarea completa).

7. Proyéctate

Es increíble cuantas veces nos topamos con nombres de empresas que limitan tanto la actividad o el desarrollo del portafolio de productos/servicios o los campos de acción donde se puede intervenir, que cuando la organización tiene la necesidad de extenderse o ingresar a nuevos mercados uno de los pasos obligatorios es evaluar un cambio de nombre con todo lo que eso implica.

8. Llega hasta el desgaste

No importa cuantas opciones se trabajen, siempre crearás algo mejor la siguiente vez; o por lo menos habrás validado que uno de los nombres que generaste es realmente bueno y funcionará de manera estratégica para tu caso.

9. Pero a la final, usa tu buen criterio

El mejor ejercicio es a la final usar tu buen criterio, el detalle radica en que si haz hecho la tarea, llegado hasta el desgaste y perseguido un buen concepto, llegarás a este punto con tanta expertise y un criterio tan bien nutrido, que verás por ti solo el mejor camino para tu naming.

En conclusión, con estos puntos desarrollados el proceso de creación de un nombre para tu marca deberá tener los resultados esperados. Aplicando estos criterios podrás presentar una gran marca a un mercado altamente competitivo que cada día se ve más copado de marcas donde la tuya se ve obligada a sobresalir.

marca personal

Marca personal y su importancia en el ámbito laboral

En la era actual donde el mercado laboral vive en una continua competencia entre profesionales, la mejor manera para diferenciarse y destacar, es haciendo de uno mismo una marca para sobresalir del resto, y se la conoce como Marca Personal.

Así como lo define Andrés Pérez Ortega, “Desarrollar una Marca Personal consiste en identificar y comunicar las características que nos hacen sobresalir, ser relevantes, diferentes y visibles en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante”.

La creación de una Marca Personal, también denominada como Personal Branding, y su correcta gestión, es fundamental ya que generará un impacto enorme en el ámbito profesional de la persona.

Un manejo de marca personal que logre destacar, abrirá muchas puertas y ventajas a la hora de buscar empleo, sobresaliendo por encima de los demás candidatos, asimismo logrando que, gracias a un mejor manejo de la reputación, las oportunidades de trabajo se incrementen.

El profesional que desee trabajar este concepto, debe entender que el proceso puede llegar a ser lento, además tener un concepto de responsabilidad, perseverancia y pasión para lograr el objetivo final.

Pasos para la creación de una Marca Personal

1- Lo primero, es definir cuál es tu objetivo. Se debe tener claro si el plan es para promocionarte en tu ámbito de trabajo, lograr un empleo, entrar a un nuevo sector laboral o alcanzar la posición que siempre deseaste.

2- Luego de definir tu objetivo, es primordial explicar qué tipo de producto serás. Siendo tu marca personal lo mismo que tu identidad, debes reconocer qué tipo de producto eres y tus atributos. Debes saber mostrar tus habilidades, capacidades, talento, conocimientos y aspiraciones.

3- Por último, hay que comprender que la marca personal no es sólo lo que defines y le das atributos, sino que comprende también el como eres visto por los demás. Aquí es donde entra la tarea más difícil en la creación de tu marca, el de ser percibido como deseas ser percibido.

En el mundo actual, las nuevas tecnologías han hecho que la creación y gestión de una marca personal pase de ser una ventaja, a ser en un futuro no muy lejano un requisito.

Muchas empresas han comenzado su reclutamiento de empleados en diferentes páginas web y redes sociales como el claro ejemplo de LinkedIn, una red fundamental a la hora de gestionar tu perfil profesional.

Es por esto que, en un mercado cada vez más expansivo y lleno de competidores, el correcto manejo de tu marca personal es primordial. Lo que deseas proyectar, habilidades, conocimientos, etc, de cara a tus aspiraciones profesionales, deben estar cuidadosamente alineadas a la estrategia de tu marca personal.

Growth Hacking y su influencia en el marketing

Growth Hacking y su influencia en el marketing

El asombroso y repentino crecimiento de empresas como Twitter, Facebook, Instagram o Dropbox tiene su truco y razón de ser, y es que detrás de este increíble fenómeno está el nombre de “Growth Hacking”.

¿Qué es el growth hacking?

A falta de una definición específica del término, podría explicarse como la manera de hacer crecer de la manera más rápida posible la cantidad de clientes o usuarios, utilizando la menor cantidad de esfuerzos, dinero y tiempo que se pueda.

Muchas empresas de bajo presupuesto y personal se están dando a conocer bajo el uso del growth hacking y sus habilidades para llevar a la compañía a un alto nivel.

En el growth hacking se trata de de fusionar herramientas y estrategias para que el objetivo publicitario sean efectivas usando la menor cantidad de recursos, tanto humanos como económicos, asimismo incrementando la productividad.

Bajo el cual, se debe tener en cuenta y analizar lo que el cliente necesita o quiere, además de presentar un producto que sea atrayente y generar curiosidad entre los usuarios siendo el servicio atractivo para que éste se multiplique también.

Esto se traduce en que se debe pensar sólo en vender productos que los usuarios quieran y necesiten, logrando que ellos hagan el marketing por nuestra empresa al compartir el producto.

El trabajo del “Growth Hacker”.

El growth hacker tiene un trabajo muy importante y debe ser flexible a la hora de pensar en marketing para reinventarse, cambiar y hacer crecer a la marca.

La tarea principal del growth hacker se divide en tres elementos principales:

1.- Debe ser analítico, analizar el área donde el producto se lanzará y ser minucioso con todo hasta el más mínimo detalle. Analizar todas las cifras y estadísticas que arrojen sus estrategias, cada cifra tiene un porqué.

2.- Debe ser creativo, pensar en estrategias originales y atractivas, ser inteligente a la hora de reinventar el diseño de la empresa o de la marca. Ser atento para crear curiosidad en los clientes o usuarios posibles haciendo aumentar los ingresos de la manera más eficaz y rápida posible.

3.- Debe conocer su tarea, conocer el por qué de las cosas, entender cuál es su trabajo y conocer una mayor cantidad de técnicas que debe usar para realizar su tarea de la mejor manera posible.

Las metodologías empleadas por el growth hacker se distancian de las reglas tradicionales del marketing, las cuales se desarrollan a su vez en cinco fases sencillas que la figura del growth hacker usa para el éxito de las estrategias del growth hacking, que son: Ofrecer al consumidor lo que realmente necesita, suena repetitivo pero es el punto principal de todo, así como también entender que la funcionalidad del producto o el servicio forme parte del marketing para traer a nuevos usuarios.

Además, potenciar el uso del producto haciéndolo viral, buscar que los propios consumidores extiendan el uso y el conocimiento del servicio, también como proporcionar la máxima satisfacción a tus clientes fidelizándolos y optimizando los resultados obtenidos.

Y por último, buscar la mejoría continua, no estancarse, volver a experimentar, inventar y analizar la manera de ofrecer mayores y mejores soluciones a los clientes, teniendo la agilidad y la flexibilidad del growth hacker saliendo a relucir.

Recordando que el growth hacking intenta usar la menor cantidad de recursos posibles para obtener de manera rápida resultados positivos en cuanto a usuarios e ingresos, se trata más de un cambio de mentalidad interna de la empresa, cambiando la forma en cómo se vende y cómo se promueven los productos y servicios desligándose de la forma de marketing tradicional optimizando los productos a las necesidades de los clientes.

 

Territorios de marca

Cómo gestionar los territorios de marca

Las bases de las marcas se forman a través de un concepto fundamental, que es el de Territorios de Marca, bajo el cual se construye una marca dotándola de los valores y atributos que nos hacen referentes y destacables para las audiencias.

Los territorios de marca son aquellas situaciones o lugares en las que deseamos que las personas nos asocien, es decir, es un espacio competitivo donde nuestra marca tiene una serie de oportunidades, enfocadas en unas necesidades concretas del consumidor.

Es importante definir los territorios de marca, ya que nos permiten enfocar los valores y atributos que serán usados para la construcción de la marca, entendiendo que el territorio de marca asimismo nos define, conociendo en qué lugar queremos estar en el mercado, cómo deseamos competir y con qué queremos ser asociados.

El territorio de marca va más allá del posicionamiento, se trata de posicionarnos a través de los atributos con los clientes nos relacionan con la situación que deseamos que los consumidores nos asocien, lo que vendría siendo el territorio.

Seleccionar los territorios de marcas es una de las decisiones de estrategia más importantes en la gestión de marcas debido a que condicionarán el posicionamiento en el mercado.

Correcta gestión de los territorios de marca.

Uno de los primeros pasos es saber estructurar los contenidos de marca, a través de estas claves principales:

1-  Reforzar los contenidos que trabajan para reforzar el lema de la marca, siendo el mensaje en el cual se resume la propuesta para el posicionamiento dentro del mercado.

2- Comunicar específicamente los productos, a través de campañas que intenten resumir la propuesta del valor de los productos.

3- Ampliar las experiencias de los usuarios, a través de eventos y demás.

4- Enlazar a temas que forman una asociación directa sobre contextos que sean de interés a la marca, es decir,  se basa en asociación de contextos o sitios donde el beneficio propuesto de la marca tenga sentido.

La prioridad de las marcas está en crear grandes contenidos que hablen de ellas, de sus productos, de sus experiencias y después sobre los contextos donde tiene sentido para sus consumidores.

Teniendo esto claro, lo principal para gestionar correctamente los territorios de marca, es definir a los mismos.

Cómo definir los territorios de marca

Las marcas deben ser capaces de identificar todos los territorios que desean abarcar, ya que esto condicionará su propia arquitectura de marca. Es complicado que una misma marca tenga un mensaje apropiado y claro para dos territorios diferentes.

Para que un territorio de marca se entienda bien, se debe definir la marca sobre la que se trabaja, así como también el portafolio de productos, sumándose a los beneficios funcionales y emocionales a los que responden, y por último, encontrar relaciones de los beneficios que proporciona y situaciones hacia lugares concretos.

La elección del territorio nos marcará la futura definición de los valores y atributos de marca para hacerla relevante en ese espacio competitivo concreto.

Concluyendo, para que la gestión de los territorios de marca sea adecuada, es importante saber reforzar cada uno de los valores de la marca, así como también la definición del territorio de marca sobre el cual se trabajará, siendo esto la clave de la depende la credibilidad y el interés que emitamos como marca para el público teniendo una relación fuerte, creíble y coherente con los clientes.