Marketing verde

Marketing Verde y su aporte para las marcas

Ante un una sociedad cada vez más interesada en la protección del medio ambiente y la ecología, las marcas, entendiendo que el mundo se vuelve más hacia lo “verde”, se han unido en este terreno buscando ofrecer nuevos productos basados en la preocupación ambiental.

Bajo esta premisa, nace el concepto de Marketing Verde. Definirlo no es una tarea sencilla, sin embargo, la American Marketing Association lo define de manera simple como “el marketing de productos que son seguros para el medio ambiente”, siendo parte de la difícil conceptualización del mismo la cantidad de variables sobre el que se basa, teniendo en cuenta que trabaja en cierta parte con las modificaciones al producto, el proceso productivo, además de cambios en la comunicación y el packaging del mismo.

El marketing ecológico, como también se lo conoce, ha hecho que las empresas busquen nuevas estrategias para lanzar al mercado productos basándose en lo verde.

Estrategias fundamentales para el desarrollo de marketing verde

1.- La honestidad es un paso primordial, ya que se debe reflejar que sí se cumple lo que se promociona en la campaña. Ser cuidadoso de cumplir en nuestra empresa lo que se está ofreciendo.

Además, generar la confianza y el respeto de los clientes siendo consistentes sobre las políticas de la campaña de marketing, no se deben contradecir con las demás políticas de la empresa.

2.-  Para tener un público objetivo que sepa y se maneje sobre las campañas de marketing verde, la marca debe saber involucrarse con los clientes para que estos entiendan y aprendan lo que se pregona, sabiéndoles explicar las motivos para cuidar al medio ambiente y por qué se hace.

3.- Por último, debemos hacer que el usuario se involucre en esta onda ecológica haciéndoles entender sobre la importancia del producto que compran, ya que esto hará que el cliente se sienta importante sobre el papel que juega en la compra del producto  y su aporte hacia el cuidado de la naturaleza.

Marketing verde en las grandes marcas

Muchas marcas importantes utilizan el marketing verde, Toyota lanzó en el 2000 el Prius que se convirtió en el auto híbrido más vendido en todo Estados Unidos atrayendo a clientes preocupados por el medio ambiente, además de haber invertido 50 millones de dólares para el 2005 en una campaña de marketing ecológico sobre el vehículo que superó al resto de marcas de autos.

Asimismo, otra compañía importante que se encuentra en el mundo del marketing verde, es la reconocida Hewlett-Packard, o HP, quienes se enorgullecen de su programa de reciclaje, que según cuentas de la misma empresa, ha reciclado más de mil millones de libras de desechos desde 1987.

HP buscó ligarse al ámbito ecológico con su “Motherboard ad”, en donde mostraban las prioridades de la empresa sobre la sustentabilidad y eficiencia energética. Este modelo de publicidad ecológica, responde al pensamiento de la compañía sobre crear consciencia en los clientes sobre la responsabilidad social y cuidado ambiental, buscando que los usuarios prefieran comprar productos de una marca que comparta sus intereses y se preocupe por el medio ambiente.

La aplicación del marketing verde para las estrategias publicitarias, presenta muchos beneficios para las marcas, además de formar parte de la lucha por el cuidado ambiental.

Además de beneficiar la imagen que se tendrá sobre los usuarios, también permite ahorrar costos, gracias a que lleva a las empresas a optimizar el consumo de recursos, lo que se traduce en un aumento en la eficacia y la productividad, además optimiza los procesos sobre la utilización de materias primas renovables.

Ante una valoración positiva de los clientes, la marca será mejor valorada y reforzada, aumentará también la confianza de los inversionistas y accionistas, logrando una mayor ventaja financiera, lo que a su vez  también mejorará las relaciones con las entidades gubernamentales teniendo facilidades para llevar hacia delante las acciones ambientales.

Por último, hará que las empresas generen un mayor control sobre la generación de agentes contaminantes, disminuyendo el impacto negativo en la naturaleza e incrementando la lealtad y el compromiso de participación de los colaboradores para el crecimiento de la marca.