Entradas

marca personal

Marca personal y su importancia en el ámbito laboral

En la era actual donde el mercado laboral vive en una continua competencia entre profesionales, la mejor manera para diferenciarse y destacar, es haciendo de uno mismo una marca para sobresalir del resto, y se la conoce como Marca Personal.

Así como lo define Andrés Pérez Ortega, “Desarrollar una Marca Personal consiste en identificar y comunicar las características que nos hacen sobresalir, ser relevantes, diferentes y visibles en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante”.

La creación de una Marca Personal, también denominada como Personal Branding, y su correcta gestión, es fundamental ya que generará un impacto enorme en el ámbito profesional de la persona.

Un manejo de marca personal que logre destacar, abrirá muchas puertas y ventajas a la hora de buscar empleo, sobresaliendo por encima de los demás candidatos, asimismo logrando que, gracias a un mejor manejo de la reputación, las oportunidades de trabajo se incrementen.

El profesional que desee trabajar este concepto, debe entender que el proceso puede llegar a ser lento, además tener un concepto de responsabilidad, perseverancia y pasión para lograr el objetivo final.

Pasos para la creación de una Marca Personal

1- Lo primero, es definir cuál es tu objetivo. Se debe tener claro si el plan es para promocionarte en tu ámbito de trabajo, lograr un empleo, entrar a un nuevo sector laboral o alcanzar la posición que siempre deseaste.

2- Luego de definir tu objetivo, es primordial explicar qué tipo de producto serás. Siendo tu marca personal lo mismo que tu identidad, debes reconocer qué tipo de producto eres y tus atributos. Debes saber mostrar tus habilidades, capacidades, talento, conocimientos y aspiraciones.

3- Por último, hay que comprender que la marca personal no es sólo lo que defines y le das atributos, sino que comprende también el como eres visto por los demás. Aquí es donde entra la tarea más difícil en la creación de tu marca, el de ser percibido como deseas ser percibido.

En el mundo actual, las nuevas tecnologías han hecho que la creación y gestión de una marca personal pase de ser una ventaja, a ser en un futuro no muy lejano un requisito.

Muchas empresas han comenzado su reclutamiento de empleados en diferentes páginas web y redes sociales como el claro ejemplo de LinkedIn, una red fundamental a la hora de gestionar tu perfil profesional.

Es por esto que, en un mercado cada vez más expansivo y lleno de competidores, el correcto manejo de tu marca personal es primordial. Lo que deseas proyectar, habilidades, conocimientos, etc, de cara a tus aspiraciones profesionales, deben estar cuidadosamente alineadas a la estrategia de tu marca personal.

Merchandising y su influencia en la decisión de compra

En una sociedad tan consumista como lo es la actual, la oferta de productos ha superado a la demanda de los consumidores, lo que ha hecho que la publicidad cobre una importancia máxima.

Con un mercado lleno de productos, incluso hasta similares, y altamente competitivo, un factor clave para sobresalir en esta lucha ha sido el merchandising, que está definido por la Academia Francesa de Ciencias Comerciales como “una parte del marketing que engloba las técnicas comerciales que permiten presentar al posible comprador (comprador potencial) el producto o servicio (que se quiere vender) en las mejores condiciones materiales y psicológicas”.

Este nuevo escenario ha exigido que los establecimientos comerciales tengan que cambiar y evolucionar velozmente para adaptarse a las exigencias de la distribución comercial moderna, haciendo que el merchandising se haya vuelto el medio más adecuado para perfeccionar la rentabilidad del punto de venta.

 

Las 5 reglas esenciales del Merchandising

Partiendo del concepto de merchandising, debemos conocer sus cinco reglas esenciales:

La primera es tener el producto adecuado, poseer el surtido apropiado tanto en calidad como en cantidad de acuerdo al establecimiento.

Segundo, poseer la cantidad adecuada trazando una adecuada gestión de stock, contando con las exigencias necesarias para los clientes sin ser excesivos.

El tercer punto es tener un precio correcto, basándonos en los factores de rentabilidad y la relación calidad-precio.

Cuarto, saber que los productos correspondan a cada época, estando en el momento correcto.

Y por último, ligado al punto anterior, saber estar también en el lugar adecuado, conocer cuáles son las mejores ubicaciones para cada tipo de producto en los establecimientos.

Sumadas a estas cinco reglas primordiales, debemos tener en cuenta los 4 ejes: surtido, presentación, animación y gestión de la rentabilidad.

Los clientes no escapan de la gran cantidad de productos existentes en el mercado, siendo ellos conscientes de esto, son importantes la toma de decisiones con respecto a los ejes del merchandising que deben estar basados en las necesidades, deseos y expectativas de los consumidores.

Sin embargo, para mantenerse en la competitividad del mercado, es imperativo saber adaptarse a los constantes cambios y evoluciones de la conducta del consumidor correspondientes a sus necesidades, estilo de vida, hábitos de consumos, etc, siendo éstos quienes analizan, son informados y toman la decisión de compra, es importante estar al tanto sobre los procesos mentales que llevan a esta decisión.

 

Etapas del proceso de decisión de compra del consumidor

Necesidad: Esta etapa inicial comienza cuando el consumidor reconoce una necesidad, pudiendo responder a los estímulos internos del individuo, o a los estímulos externos, que vendría a ser la publicidad, siendo esta vista como el punto de venta que se convierte en el referente para que el cliente se fije en nuestro producto y se genere una necesidad en él.

Información: Luego de reconocer una necesidad, comienza la búsqueda de información, por lo tanto, es importante que el producto esté bien clasificado y señalado para que el consumidor conozca y encuentre con facilidad lo que está buscando.

Insights: En esta etapa, el consumidor evalúa las alternativas, basándose en lo que ofrece cada marca en cuanto a cualidades y atributos percibidos.

Posicionamiento: Tras haber pasado por las tres primeras etapas, el consumidor llega al punto decisión de compra fundado en sus propias ideas y en la actitud positiva de sus allegados hacia dicho producto, el consumidor evaluará las marcas y seleccionará su preferida.

Uso: Por último, tras haber pasado por todo el proceso y haber realizado la compra, quedará el post-compra, que dependerá de la satisfacción del cliente con el producto. Si resulta positiva, hablará bien de la marca, sin embargo, si resultó negativa, el consumidor tal vez no vuelva a comprar el mismo producto, cambiando de marca y quizás advirtiendo a sus allegados de su mala experiencia.

Basándose en los puntos y referencias ya conocidos, es importante hacer un gran énfasis sobre el merchandising en el proceso de venta de un producto, intentando ofrecer siempre productos adaptados a las necesidades y exigencias del cliente.

 

marketing tradicional vs marketing digital

Marketing tradicional vs Marketing digital, ¿qué camino tomar?

Una lucha constante parece haber sobre si el Marketing Digital terminará desplazando al Marketing Tradicional o si estos deberán complementarse para sacar lo mejor de ambos.

En los años recientes, una consistente lucha parece haberse formado entre quienes opinan que el Marketing Tradicional sigue siendo superior al más nuevo y reciente Marketing Digital, sin embargo, hay muchos expertos que declaran que se está enfocando de manera errónea esta presunta rivalidad dejando de lado lo que se podría ganar.

Primero debemos conocer qué es cada cual.

El Marketing Tradicional es conocido como en el que se utilizan estrategias de comunicación de manera unidireccional, es decir, el mensaje sólo va del emisor hasta el receptor. Un anunciante desea comunicar su producto hacia un elevado número de sujetos, quienes son los receptores, que podrían ser clientes potenciales.

Mientras que en el Marketing Digital de igual forma se crean estrategias de comunicación pero en este caso se procura que la difusión de la información se haga de manera multidireccional, en la mayoría de los casos. A diferencia del Tradicional, en el Digital el anunciante permite que el cliente potencial interactúe con el anuncio creando un feeback continuo.

Teniendo ambos unas ejecuciones, en teoría, opuestas, cada cual posee sus pros y sus contras.

Una de las ventajas del Marketing Digital por encima del Marketing Tradicional es sin duda el costo por el Digital es mucho menor al Tradicional. También, permites a tus clientes otorgar valor a tu marca, gracias a la creación de contenido permitiendo también una retroalimentación constante por parte del mercado, a diferencia del Tradicional debido que la comunicación se realiza en un solo sentido, no le permite tener la reacción del consumidor.

Además, otro de los pros para el Marketing Digital es la segmentación del mercado más específica, así como también la capacidad de modificarse en cualquier momento ante cualquier inconveniente y la capacidad de tener un registro real de la información que puede ser cuantificable y medible.

Sin embargo, se debe crear de manera constante contenido y debe ser manejado por las personas adecuadas, ya que podría causar un impacto negativo en los consumidores si no hay un seguimiento constante.

Por su parte, el Marketing Tradicional, en una de sus ventajas, es la capacidad de proyectar su mensaje a las masas, además de tener el plus de la tangibilidad, que le permite al consumidor tener en sus propias manos un material en físico que lo haga parecer más real.

Otra ventaja del Marketing Tradicional es que la venta directa está considerada dentro de él, lo cual es un excelente medio para promocionar el producto.

Muchos expertos opinan que hablar de una rivalidad entre ambos es perder el beneficio que se podría obtener si se crea una buena unión entre ellos, lo que llaman Blended Marketing, mientras que otros opinan que ambos debe estar completamente diferenciados. Todo dependerá del enfoque que se le quiera dar al producto y cuestión de conocer y entender el mercado meta.