diseño de envases de exportación

Factores de éxito del diseño de envases de exportación

Muchos exportadores han intentado colocar productos diferenciados, de alta calidad e intrínsecamente competitivos, pero no han alcanzado el éxito esperado porque aspectos como el diseño de envases de exportación no reflejaban la calidad y beneficios del producto que contenía en su interior, su envase era poco efectivo.

Dentro de los desafíos que atañen la labor de exportar se vuelve indispensable que los exportadores cuenten con herramientas y soluciones en desarrollo y diseño de envases y embalajes que sirvan como un elemento estratégico que tornen a sus productos más competitivos el momento de mostrarse al mundo.

En el Ecuador el sector exportador cuenta con el apoyo de instituciones como Fedexpor, Corpei o Pro Ecuador en cuanto a la gestión empresarial para exportación y una estrategia de packaging que funcione se constituye en el elemento que ayudará a concretar efectivamente todos los esfuerzos del exportador.

1. Desarrollar el packaging como una fuerte herramienta de comercialización.

Dentro de las funciones que debe cumplir el packaging no sólo están las de contener, proteger, conservar y transportar el producto; la función comunicativa es la que le permite al envase y embalaje ser llamativo, diferenciado, informativo, memorable y deseable, que incite activamente a la compra.

funciones del diseño de envases de exportación

El packaging es el que se enfrenta al “momento de la verdad”; cuando el consumidor se encuentra en el proceso de toma la decisión de compra, el envase se convierte en un poderoso medio de comunicación con la demanda y en el último recurso del cual un producto dispone para persuadir al consumidor. El envase es un vendedor silencioso, ya que se encarga de generar empatía con el consumidor al dar a conocer los beneficios funcionales y emocionales que se van a obtener al consumir nuestro producto.

Un diseño de envases profesionalmente desarrollado puede aportar un alto valor agregado al producto, disminuir las barreras de entrada relacionadas con la sensibilidad del consumidor al precio o incluso generar una sensación de satisfacción al consumidor al percibir que está colaborando con el medio ambiente. Todo esto generará empatía con la marca y esa es la clave para mantenerse y crecer en el tiempo.

2. Apoyar al posicionamiento de la marca país de origen con estrategias de packaging.

El diseño de envases de exportación y embalajes de los productos deberá apoyar a los esfuerzos que el país está realizando para posicionarse como un productor, no solo de materias primas, sino de productos terminados con un alto valor agregado.

La percepción de calidad y el conocimiento de las características del país de origen cada vez toman más importancia en una exitosa comercialización de los productos de exportación. Los envases y embalajes que desarrollemos deben funcionar de manera individual, pero a la vez deben ir sumando un posicionamiento adecuado de los productos Ecuatorianos con un diseño de envases que los ayude a diferenciarse que sea reconocible, simpático y persuasivo.

En los países industrializados las referencias visuales de packaging con las que cuenta el consumidor, son de un alto nivel de calidad, seguridad, diseño y estética; esto debe motivarnos a buscar el nivel más alto en el desarrollo y diseño de nuestros envases y embalajes. Al momento de comercializar los productos en un mercado mundial son muchos los aspectos culturales, psicológicos y visuales que tiene que tomarse en cuenta; las expectativas y preferencias del consumidor varían de acuerdo a factores determinados de cada sociedad.

3. Cumplir las exigencias y regulaciones actuales

Actualmente el mercado tiene un enfoque en el cuidado del consumidor tanto como del medio ambiente, de esto se desprende que el packaging se encuentre sujeto a las normas internacionales sobre materiales y usos de los envases. La idea es proteger el ecosistema y hacer viable el reciclaje de altos volúmenes de desechos, disminuyendo de esta forma el impacto ambiental que genera el consumo de nuestros productos.

En cuanto a las exigencias sobre la aplicación de tecnología, equipos y procesos el packaging se convierte en el medio idóneo para informar e instruir al consumidor sobre los mismos de una manera práctica y directa.

Por esto es indispensable que al momento de exportar se tenga en cuenta las necesidades, prácticas y regulaciones que aplican en el mercado al que se apunta, estas medidas están referidas a la protección del consumidor y del medio ambiente, uso de materiales, etiquetado, prácticas de transporte, entre otras.

Con estos antecedentes, es fundamental contar con el apoyo de profesionales en el desarrollo de empaques que puedan tener una visión amplia del impacto del Packaging dentro de la estrategia de negocios del exportador y que a su vez puedan aplicar soluciones efectivas a las situaciones particulares propias de un proyecto de desarrollo de empaques.