packaging del futuro

El packaging del futuro: Nuevos materiales, tecnologías y sensaciones

¿Cómo será el packaging del futuro? El packaging es un elemento que posee las principales características de la identidad de una marca, para que los consumidores relacionen sus emociones de manera rápida y efectiva con la calidad de los productos que ofrece.

Para obtener un buen packaging, la marca debe considerar materiales que reduzcan sus costos operativos y permitan la innovación. Un buen packaging mantiene las propiedades del producto durante las diferentes etapas de su ciclo de vida.

Actualmente, muchas compañías apuestan por la elaboración de empaques ecológicos y sostenibles para sus productos, con lo cual, perduran en el tiempo y reafirman su compromiso con el medio ambiente y la sociedad.

Los materiales que escoge una empresa para un packaging del futuro son el cartón, por su precio y versatilidad, así como el vidrio, por ser reusable y ofrecer una presentación confiable del producto.

Predicción de materiales que se usarán en el futuro

Ante al auge de campañas para concienciar sobre el medio ambiente, la empresas continuarán innovando con materiales biodegradables.

Bolsas de papel y de tela son excelentes opciones para sustituir el plástico, ya que tardan poco tiempo en biodegradarse y dan proyección social a la empresa.

el packaging del futuro

Para los amantes de las innovaciones atrevidas, también hay otros materiales que ofrecen  packaging con aspecto futurista.

Estos toman en cuenta materiales como el plástico, que se alejan del ecologismo , pero que significan una presentación de vanguardia.

Aquí algunos ejemplos:

1.- La empresa europea, UBE Engineering Plastics, plantea la creación de un material con propiedades de resistencia, elasticidad, versatilidad y durabilidad, que permita elaborar botellas y bolsas flexibles para vino y aceite.

2.- La empresa inglesa, Kortec, desarrolla latas especiales de metal y plástico transparente. Dentro de sus cualidades estarán ver la calidad del producto y garantizar la vida útil de los alimentos hasta por cinco años.

el packaging del futuro

Tendencias que tendrán influencia en el packaging del futuro

El packaging del futuro destaca por ofrecer al cliente una experiencia gratificante mediante características innovadoras que simplifiquen su vida.

Envases inteligentes que permiten enfriar o calentar sin implementar otros utensilios, destacan entre las nuevas formas para empacar productos.

Las nuevas tecnologías y el e-commerce serán otras características relevantes que se afianzarán en la creación de empaques del futuro.

Aunque en la actualidad se aplica la identificación digital para evitar los extravíos de embalajes, las tendencias anuncian que los empaques conectados al móvil avanzarán hacia nuevas propuestas más sofisticadas.

El packaging del futuro apuntará a los diferentes sentidos del ser humano

el packaging del futuro

el packaging del futuro

El diseño del packaging del futuro será orientado a satisfacer los diferentes sentidos del ser humano. Brindando así  experiencias exclusivas y originales a los clientes. Lo que permite mantener un recuerdo positivo en memoria asociado a la marca por un tiempo prolongado.

Materiales, colores y diseños del empaque crean una experiencia multisensorial que en la percepción del cliente y genera expectativas en este.

Para que la empresa cumpla con tales expectativas, debe conocer el proceso irracional de compra, consumo y comportamiento de los consumidores.

Esto mediante la implementación de técnicas específicas, orientadas a indagar en los sentidos del consumidor para comprender lo que desea.

Las redes sociales seguirán siendo el aliado tecnológico que ayuda mucho a las empresas con este tipo de investigación.

Pues permiten evaluar la interacción del consumidor con determinadas imágenes, videos, sonidos, servicios o marcas, de manera longitudinal y asincrónica.

El packaging es fundamental en el marketing porque establece una relación de fidelidad con los clientes de una marca. Además, ofrece una experiencia que deja emociones positivas y bienestar en el consumidor y en la empresa.

Un empaque tiene un impacto significativo en el reconocimiento de la marca, así como en las expectativas de los clientes.

Asimismo, se dispone como una excelente vía de información entre la empresa y el consumidor.

Para conseguirlo marketing, branding y packaging deben alinearse en la construcción de una propuesta de valor para la correcta comunicación.

 

Suscríbete a nuestro Newsletter